El encino rojo, uso, propiedades y cuidados.

El encino rojo, uso, propiedades y cuidados.

Con plantas medicinales y suplementos alimenticios se elaboran mezclas para obtener efectos positivos sobre la recuperación de la salud, durante mucho tiempo el hombre ha buscado soluciones en el mundo herbolario, parte de ello se ha logrado al mezclar plantas medicinales con propósitos de mantenimiento y reparación de nuestro cuerpo, los extractos concentrados de plantas medicinales, de minerales, de animales, encapsulados, en extractos, en tónicos u otras presentaciones son denominados suplementos alimenticios, estos suplementos contienen la concentración de los elementos curativos que favorecen la recuperación de la salud, es por eso que se agregan como complemento de una fórmula herbolaria y de esta forma garantizar que el tratamiento tendrá un efecto positivo.

En plantas medicinales podemos utilizar una sola planta cuando queremos restaurar o estabilizar la función de un tejido, es por eso que en esta ocasión platicaremos acerca del uso de la corteza de encino rojo, esta planta medicinal se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar lesiones internas y externas con gran efecto positivo. El encino rojo es una planta medicinal que crece en forma de árbol del cual se obtiene su corteza, que presenta los múltiples efectos medicinales y terapéuticos para recuperar la salud. En el uso terapéutico tradicional la corteza del encino rojo tiene gran efecto astringente al cual se le confiere los efectos positivos sobre la salud.

A lo largo de la historia, los encinos han sido una fuente importante de extracción de recursos para beneficio humano, entre los productos explotados están los taninos para la curtiduría de pieles, la madera para ser utilizada como combustible (leña y carbón) o para la elaboración de muebles, durmientes, mangos de herramientas, cabañas, entre otros. Por otro lado, las bellotas han sido utilizadas para la elaboración de una bebida similar al café y como alimento para el ganado porcino.

Uso terapéutico tradicional del encino rojo

Ligeramente amargo el encino rojo favorece la recuperación de los tejidos susceptibles a lesiones inflamatorias por reacciones infecciosas, como el sistema digestivo, puede tratar la colitis, la gastritis y las ulceras gástricas, en personas con diarrea es de vital importancia ya que retrasa los eventos y repeticiones por deposiciones diarreicas, bajan la inflamación de los intestinos, reduce el riesgo de sangrados intestinales o estomacales, activa la depuración hepática mejorando la absorción y distribución de los nutrientes.

El encino rojo favorece la recuperación de la cavidad bucal, especialmente ante inflamación de las encías, detiene el sangrado derivado de una inflamación ya sea por infección o lesión traumática, contusiones, golpes o torceduras en la mandíbula inferior, los pacientes diabéticos deben de usar el encino rojo como parte de su mantenimiento y fortalecimiento de las encías y de las piezas dentales, en el uso tradicional se le conoce al encino rojo como “amarra dientes”, y es que la perdida de las piezas dentales por cualquier razón pueden tratarse con el encino rojo.

Por otra parte el uso medicinal del encino rojo se extiende hacia la belleza de la piel, ya que el encino rojo puede tratar las alteraciones eruptivas como el acné, barros o espinillas, el material antiséptico que se puede elaborar al cocimiento de la corteza del encino rojo se puede utilizar en infecciones, para lavar heridas de difícil cicatrización como la úlcera varicosa o el pie diabético, trata todo tipo de infecciones de la piel, piel agrietada, granos enterrados, llagas del encamado, quemaduras, incluso puede fortalecer la piel en personas con piel flácida, en fomentos calientes se aplica en las articulaciones mayores para disminuir el dolor articular para tratar pacientes con artritis, reumas y dolor de huesos.

En la salud de la mujer el encino rojo es muy reconocido por disminuir la inflamación que causa el sangrado vaginal, trata los cólicos menstruales, detiene el sangrado en menstruaciones difíciles y abundantes, trata la infección vaginal y permite un libre desprendimiento en cada ciclo menstrual corrigiendo los tiempos y cantidad de sangrado.

Los estudios señalan que la función cicatrizante de los taninos se produce por su capacidad de formar complejos con las proteínas, precipitándolas, lo que crea un medio seco que impide el desarrollo de las bacterias, favoreciendo así la formación de las costras; también reaccionan con las proteínas constituyentes de la piel y mucosas, por lo que constriñen a los vasos sanguíneos ayudando en la coagulación de la sangre, contribuyendo de esta manera con la curación de las heridas; misma razón por la que son empleados en los tratamientos antiinflamatorios.

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.