El espino albar, el arbusto que protege la vida del corazón.

El espino albar, el arbusto que protege la vida del corazón.

La medicina tradicional como recurso terapéutico en estos tiempos ha recobrado gran importancia el uso de plantas medicinales por su aplicación directa, sin generar un proceso de espera, contacto o riesgo de contagio. Al acudir a los centros hospitalarios, consultorios médicos o laboratorios de especialidades el riesgo de contagio es inminente por lo que se ha reducido las visitas a los proveedores de salud, es más fácil obtener un remedio herbolario para atender los problemas de salud primaria, garantizando la pronta recuperación, por lo regular en casa tenemos canela, tomillo, orégano, cardamomo, pimienta, chiles secos, que agregados al preparado de algún platillo o comida le dan sabor al caldo, dejando ese aroma distintivo a su platillo favorito.

Quien no ha padecido de un resfriado común, tos, gripa, catarro y se hace un preparado de té de canela, limón con miel y funciona, al cabo de 3 días se reduce mucho la inflamación y el dolor de garganta, o quien no ha cargado su estómago con alimentos pesados o muy grasosos, quedando una congestión, empacho, acidez y demás problemas digestivos, se prepara un té de orégano con tomillo y listo se obtiene una mejoría en la digestión. Cuando el frío es muy intenso, no puede uno recuperar el calor corporal especialmente en manos y pies, bueno se prepara un caldo de pollo con verduras o sólo un caldo de verduras se le agrega un poco de chiles secos y con esto se corrige el problema de frialdad, es importante incluir en la dieta el consumo de grasas omega 3, 6 y 9, aceites de pescado para evitar entrar en pérdida del calor corporal.

Bien, así como estos ejemplos existen más en cada región del mundo, dejando a la herbolaria como su principal aliado en el uso de plantas medicinales y suplementos alimenticios para la recuperación de la salud, no minimizó la visita al médico, al consultorio o al hospital, pero en tiempos de pandemia frente al alto riesgo es mejor quedarse en casa, usar un tratamiento herbolario y sólo en caso de que el problema sea muy grave tendremos que ir al médico con los riesgos que esto conlleva.

Uno de los problemas graves que se presentan a diario es la presión arterial elevada en mayor grado de incidencia 6 de cada diez personas van a sufrir de hipertensión una vez en su vida, en la mayoría de los casos es tratable, pero por lo regular las personas hacen caso omiso a las recomendaciones y la hipertensión se vuelve una enfermedad controlada. En menor grado de incidencia está la presión arterial baja, 3 de cada diez personas van a sufrir de hipotensión dejando en la misma situación de enfermedad contralada al que lo padece, de esta manera la recomendación no es sólo usar medicamentos, tratamientos o plantas medicinales para tratar los problemas de presión arterial, sino hacer caso a las recomendaciones generales para obtener una vida plena y mejorar la calidad de vida.

Espino albar para la hipertensión.

El espino albar es una de las plantas medicinales muy reconocidas para reducir la presión arterial en personas con hipertensión, sus propiedades terapéuticas la hacen de gran eficacia para mejorar la función del sistema circulatorio.

Este arbusto ejerce una acción cardiotónica capaz de compensar los desequilibrios del sistema neurovegetativo. Sus flores son consideradas como un tónico para el aparato circulatorio y del corazón. Bien, los problemas de hipertensión son multifactoriales desde la base alimentaria, hasta problemas de deficiencia funcional de órganos y tejidos, la carga de función renal en la limpieza de la sangre, la descompensación de los minerales en nuestro cuerpo y en gran medida de la saturación del potasio, el sodio o el cloro, puede elevar la presión arterial,  por eso se recomienda que deje de consumir sal y alimentos que contengan potasio, el espino albar mejora la depuración de la sangre, reduce la carga renal y por consiguiente merma la presión arterial.

Otro de los factores que pueden elevar la presión arterial es el estrechamiento de las arterias, el endurecimiento de las mismas, la acumulación de placas de colesterol en las paredes arteriales, aunado a esto puede elevar el riesgo de sufrir arteriosclerosis, insuficiencias cardíacas leves y anginas de pecho, el espino albar es de gran beneficio en contra de esta lesiones, también puede utilizarse en problemas del ritmo cardíaco como taquicardias, extrasístoles y palpitaciones.

El espino albar mejora la limpieza de la sangre, incrementa el proceso metabólico y reduce el riesgo de ataques al corazón, siendo su mayor uso la capacidad de eliminar las grasas de las paredes arteriales, de esta forma el espino albar frena las arritmias, protege al corazón y reduce de peso corporal, al existir una limpieza profunda de la sangre ya sea por acumulación de colesterol o triglicéridos nuevamente observamos la reducción de la presión arterial.

Otro eventual efecto en la respuesta hipertensiva es mejorar la calidad del sueño, si usted no duerme bien, la cantidad de sueño acumulado en tres días va a reportar graves daños en la función arterial por lo tanto nuevamente aparece la presión arterial elevada, el espino albar ejerce efecto relajante del sistema nervioso, quita el insomnio, mejora la oxigenación de la sangre y garantiza un descanso prolongado a la hora de dormir, el resultado es una reducción de la presión arterial.

Espino albar para la depresión.

El estrés, nerviosismo, angustia, desesperación, estados intranquilos y ansiedad, pueden aumentar la presión arterial, por eso es que recomiendo que aprenda a vivir satisfactoriamente, reduciendo la carga de estrés, que puede afectar la salud de la piel y los tejidos lisos, el espino albar actúa como tónico del sistema nervioso, mejorando la capacidad de control mental, reduciendo la actividad neuroeléctrica desordenada y activando la relajación de la mente, la respuesta es nuevamente la reducción de la presión arterial.

Bien hasta este momento podemos concluir que la presión arterial no es una enfermedad, sino una respuesta de causa y efecto, aprender a vivir en plenitud reduciría en consideración la presión arterial, ciertamente necesitamos de las plantas medicinales para obtener esa ayuda externa y mejorar los problemas de presión arterial, el espino albar puede mejorar la función de órganos y tejidos reduciendo la carga funcional y gasto de energía excesiva, reduce la frecuencia urinaria, regula las palpitaciones cardíacas, mejora la concentración de la mente, incrementa la predisposición del intercambio de oxígeno por parte de los pulmones.

Dónde se puede encontrar el espino albar.

Al empezar con cambios en la presión arterial no es motivo de rendirse, es el aviso de que debemos empezar un nuevo estilo de vida, empezando por cambiar nuestra base dietética, haciendo ejercicio, tomando agua y usando el espino albar como apoyo, dejar de comer alimentos salados, curtidos o adicionar sal a nuestros preparados, hay que aprender a consumir vegetales crudos, eliminar la ingesta de carbohidratos, en tienda naturista online El Ángel de tu Salud ofrecemos plantas medicinales selectas y suplementos alimenticios, para tratar los problemas de hipertensión pida su receta de asesoría herbolaria personalizada, con su asesor favorito o llame al 55 5764 5950 donde un asesor con gusto le atenderá.

Regresar al blog

1 comentario

Esta yerba se le conoce también como espino blanco que ayuda a regula la presión arterial tanto si es alta como baja?

Enrique Vera

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.