Inmunomax factor de transferencia

Inmunomax factor de transferencia

Durante mucho tiempo la ciencia ha demostrado que diversos factores influyen en la incidencia de los procesos infecciosos, dentro de las más sólidas es la alimentación, y es que comer por comer, comer por saciar el antojo o mitigar el hambre (sin dejar de lado la desnutrición en lugares donde aún se presentan estos cuadros), la vida acelerada, la inadecuada alimentación llevan a reducir significativamente el mecanismo de defensa, un sistema inmunológico abatido, no es capaz de enfrentar los procesos infecciosos nuevos o propios de nuestro organismo, se incrementa la incidencia inflamatoria de tejidos susceptibles como el tejido liso del sistema gastrointestinal o del canal vaginal, o del tejido mucoso de las vías respiratorias aunado a un riesgo crónico degenerativo como la diabetes, la obesidad, el cáncer, las enfermedades auto inmunes, elevan el riesgo obstructivo y por ende lleva al paciente a una muerte segura.

Por otro lado están los factores de los anticuerpos, que si bien se producen para inducir a nuestro mecanismo de defensa a enfrentar virus, bacterias, hongos, levaduras, contaminantes, toxinas, etc. Si éstos no se fortalecen en activación y formación tienden a desaparecer o disminuir por lo que es importante estimular su actividad, en caso contrario tenemos que esperar a que se formen para poder desarrollar una fase inmunitaria, y si aun así no lo logramos, entonces necesitamos una ayuda externa como las vacunas.

Es aquí donde se observa que la alimentación es importante, en el México antiguo enfrentaron diversas enfermedades infecto contagiosas, para resolver estos procesos incluyeron en su dieta el consumo en forma de alimento a los hongos del maíz (huitlacoche), los hongos silvestres (setas, escobeta, coloradito, yemas, nanacatl), la tortilla de maíz cuando se humedece y se pone en un lugar fresco y seco le sale una espora de color naranja, ese polvo seco se aplicaba en la zona infectada, ya sea en una herida, en un grano con pus, en un enjuague bucal o tomado cuando hay mucha temperatura, de esta manera se trataba la infección, más tarde se sabría en el mundo entero que es la forma precursora para obtener la penicilina. Que necesario es el consumo de hongos, "Quién come hongos, evita enfermarse constantemente". 

En el mundo moderno sabemos que los activadores naturales de proteínas especiales para fortalecer al sistema inmune los podemos encontrar en las plantas medicinales especialmente en los hongos, en esta ocasión expondremos el uso del Hongo lingzhi (Ganoderma lucidum), el Hongo Shiitake (Lentinula edodes) y del Hongo Maitake (Grifola frondosa), en un producto concentrado denominado Inmunomax, un suplemento alimenticio que contiene esta mezcla de hongos que favorece la actividad del sistema inmune, evita formar infecciones repetidas del sistema respiratorio, enfermedades gastrointestinales o de las vías urinarias, mejora los estados de ánimo y protege el funcionamiento del corazón.

Beneficios de los hongos Lingzhi, Shiitake, Maitake.

En primera instancia hemos observado que el consumo de hongos favorece la salud naturalmente, es así como el uso del Hongo  Lingzhi (Ganoderma lucidum), proviene del lejano oriente y su uso data desde la China antigua, donde la realeza utilizaba este valioso hongo con la esperanza de obtener la inmortalidad y como un promotor de calma y reflexión.

Se recomienda para el tratamiento de enfermedades cardiovasculares como el ataque cardíaco o el accidente cerebrovascular, que afecta el corazón y el aparato circulatorio, incluyendo la hipertensión, niveles altos de glucosa y colesterol en la sangre.

También se recomienda como protector del hígado especialmente contra infecciones por virus, toxinas o el alcoholismo, mejora la salud del paciente por su potente efecto inmunomodulador incluso es útil como preventivo del cáncer en paciente con riesgo.

La medicina tradicional China lo utiliza en la actualidad como tratamiento contra la fatiga, asma, insomnio y tos, así como para el tratamiento de trastornos del hígado, presión arterial alta, artritis y otras dolencias.

Los beneficios del Hongo Shiitake (Lentinula edodes) en proporción a los demás hongos es altamente nutritivo proporcionando grandes cantidades de vitaminas, minerales y fitonutrientes, oligoelementos como el cobre, amino ácidos y grasas esenciales para la salud humana.

Favorece la salud del corazón reduciendo el riesgo de desarrollar una enfermedad coronaria, mejora la salud del cerebro y del sistema nervioso central al ejercer un efecto antioxidante que inhibe el estrés oxidativo.

Los Hongos Shiitake también contienen compuestos fuertes que tienen la habilidad de desalentar la inflamación, tumores, bacterias malas, virus dañinos, e irónicamente, hongos. Vitaminas B como la B2, B5 y B6 son parte del paquete, dando energía al romper las grasas, carbohidratos y proteínas.

Por último los beneficios del hongo Maitake (Grifola frondosa), se relaciona con la activación del metabolismo y protector del sistema cardiovascular, trata la hipertensión, la obesidad y el control de peso, reduciendo los niveles de triglicéridos y colesterol.

De origen Japonés significa hongo danzante. Los primeros compendios médicos ya se hacen eco de la importancia de este hongo medicinal: quien lo encontraba en los bosques, bailaba de alegría por sus excelentes cualidades nutritivas y curativas. Por su parte, su nombre genérico,  Grifola frondosa hace referencia al grifo, animal mitológico, mitad león, mitad águila. Sin embargo, fue en la década de los 80 del siglo XX cuando este hongo se empezó a cultivar. Hasta entonces la búsqueda del Maitake dependía exclusivamente de la suerte del recolector de bosques. En la medicina tradicional, este hongo se utiliza para los síndromes de frío y el exceso de yin (positividad). Está especialmente indicado para tonificar el meridiano de bazo-páncreas y su complementario de estómago. Por sus propiedades adaptógenas, también es utilizado para calmar el «shen» (espíritu), en especial para lo que en Occidente se considera como «ansiedad».

Es altamente nutritivo por su alto contenido en polisacáridos, lectinas (son proteínas que se unen a azúcares con una elevada especificidad para cada tipo distinto, su principal papel está en los fenómenos de reconocimiento, tanto a nivel molecular como celular), enzimas, minerales, vitaminas y amino ácidos esenciales, que lo hacen excelente para mejorar la salud del corazón, mejora la permeabilidad de las arterias, útil para una buena función del hígado, reduciendo la acumulación de grasa, limpiando las paredes hepáticas y permitiendo un proceso de desintoxicación por lo que las personas se ven favorecidas con la reducción de peso.

Evita el desgaste de tejidos, el daño traumático en la piel, los tendones, ligamentos y nervios en pacientes diabéticos, reduciendo el daño por neuropatía diabética, se recomienda para reducir la presión arterial, equilibra el sistema inmunitario, disminuye el riesgo por depósitos de grasa especialmente del colesterol y es un fehaciente hongo medicinal altamente protector y preventivo de la formación tumoral.

Regresar al blog

1 comentario

La información sobre eeste asunto es interesante. Hay una pregunta los factores de transferencia ayudan al restablecimiento del páncreas?

Grettel Ramirez Crosswell

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.